3 de febrero de 2023

TENEMOS FICAL NACIONAL

Print Friendly, PDF & Email

La tercera opción del gobierno para asumir como Fiscal Nacional, Ángel Valencia, finalmente fue aprobado por el Senado para asumir el máximo cargo del Ministerio Público.

«Cuenta con las condiciones de idoneaidad y experiencias necesarias para desempeñar el cargo de Fiscal Nacional», mencionó el senador Matías Walker en la testera, dando cuenta de también del visto bueno recibido desde la Comisión de Constitución para la designación de Valencia.

El Senado aprobó informar de manera unánime, y previo a la votación final, que el candidato reunía todas las condiciones para asumir en el cargo.

Valencia: «El abogado no tiene compromiso con lo que se le atribuye al cliente

El abogado penalista Ángel Valencia expuso este lunes ante la Comisión de Constitución del Senado sus argumentos para transformarse en el nuevo fiscal nacional.

Valencia fue elegido por el Gobierno después de las fallidas nominaciones de José Morales y Marta Herrera, quienes no lograron los 33 votos necesarios en la Sala de la Cámara Alta para quedarse con el cargo.

Ante los parlamentarios, el tercer candidato del Ejecutivo fue consultado sobre uno de los temas que marcaron su nominación: cuando asumió la defensa del exjuez Luis Barría por supuestos delitos de acoso sexual; y cuando hizo lo propio a favor del exgeneral director de Carabineros Bruno Villalobos en la indagación por la muerte del estudiante Patricio Manzano, ocurrida en 1985 cuando el uniformado tenía 25 años.

Al respecto, Valencia señaló que «no solo he defendido a personas imputadas o a quienes se les ha atribuido delitos cometidos en contra de mujeres o niños, también he sido abogado querellante en un sinnúmero de causas. No he asumido nunca una causa probono de las primeras, pero sí de las segundas, en circunstancias en que he patrocinado querellas que han amparado a mujeres víctimas de violencia, agredidas, que no tienen dinero para sostener dicha representación».

«Quizás detrás de la pregunta hay una confusión conceptual del rol de la abogacía y el nivel de compromiso que uno contrae respecto a la persona que se está defendiendo. Puede haber un error sobre confundir el nivel de identificación con el acto que se le atribuye a la persona, el abogado es una persona distinta de la que se defiende y no tiene un compromiso con aquello que se le atribuye a su cliente», añadió.

En esa línea, acusó que «lo importante detrás es que la persona que defiende a una persona no necesariamente adhiere ni considera justa la situación que se le atribuye a su cliente. En toda mi experiencia creo que en solo una oportunidad una persona ha terminado en definitiva condenada y fue en una causa en la que múltiples abogados intervinieron, no solo yo».

Respecto a la defensa a Villalobos, indicó que «fue inculpado por su presunta participación en la muerte de Patricio Manzano, es un hecho lamentable, triste, repudiable, pero el general Bruno Villalobos no tuvo ninguna participación punible en aquello y lo que digo no es mi palabra sino la palabra de la justicia chilena».

Por otro lado, el aspirante dirigir el Ministerio Público fue interpelado por el reportaje de El Mercurio que reveló que su expareja, Vivian Massardo, presentó en 2006 una solicitud de liquidación de pensión de alimentos y el despacho de una orden de arresto por el no pago de 4.261.607 pesos.

Las medidas quedaron sin efecto tras un recurso de amparo, mientras que Cristobal Valencia Massardo, uno de los hijos, publicó en redes sociales que «nuestro papá nunca dejó de cumplir con sus obligaciones y no es ningún ‘papito corazón'».

Al respecto, Valencia dijo ante los senadores que «jamás he dejado de pagar la pensión de alimentos de mis hijos. No es mi palabra, sino que una resolución judicial, y tiene el peso de aquello en un Estado de Derecho. Es decir, aquello que resuelve un Tribunal de Justicia y que se encuentra firme y ejecutoriado tiene más peso que mi sola palabra».


Aunque reconoció que «pudo haber existido una diferencia legítima respecto a si se estaba cumpliendo su totalidad (del pago) o no», subrayó que los tribunales «consideraron que, en parte, tenía yo razón, y en parte, tenía razón a mi ex cónyuge».

Además, aseveró que el tema «se resolvió pacíficamente en el entorno de la familia, y entendiendo que ya la Justicia se pronunció sobre el particular, yo quisiera remitirme solo a ello».

Abrir chat
1
Hola,
¿En que te podemos ayudar?