20 de mayo de 2022

PRESUNTO ACOSADOR EN FRESIA Y EFECTOS DE UNA DENUNCIA: EXPLICACIÓN ALCALDICIA Y PROACTIVIDAD POLICIAL

Print Friendly, PDF & Email

Se están activando los protocolos para dar solución al caso que ha generado alarma en la población.


Se necesita pesquisar psicológicamente y legalmente a esta persona para ayudarla a no infringir la ley y de paso salvarnos de algo horrible”, estas palabras expresadas por Francisca Ojeda, en su testimonio entregado en forma exclusiva a FRESIAAHORA, respecto al presunto acosador que ha motivado temor en la población femenina de Fresia y en las familias, resumen, quizás, de manera muy razonable y humana lo que la autoridad debiera hacer para mejor conducir este caso, expuesto ayer con realismo y debida argumentación por este diario.

Sin embargo, en necesario precisar, para mejor contextualizar lo expuesto, que si bien el individuo que es acusado puede representar un “peligro o riesgo para la sociedad” local, el tratamiento del caso, no es meramente policial, como habitualmente, por años, al menos parte beligerante de la población, en redes sociales, adjudica sin mayor conocimiento.

Si en nuestra nota de ayer, indicamos que más que la Alcaldía solicitar una carta-denuncia, era necesario que la autoridad política-administrativa de la comuna, coordinará esfuerzos y acciones efectivas para resolver la situación, especialmente si la persona aludida como posible acosador pudiera tener problemas de salud mental, lo que no es un  hecho menor, por tanto, es también un caso humano y neutralizarlo un deber de la administración que rige los destinos de la comuna, no sólo radicarlo en el nivel policial.

ESTUVO RETENIDO EN LA TENENCIA

Cabe consignar al respecto que el personaje acusado ya fue sometido a control de identidad por parte de Carabineros de Fresia. No sólo eso, fue trasladado y retenido en la unidad, a la espera de una denuncia formal, la que como en innumerables ocasiones, en definitiva no ocurrió, en tanto, como hemos dicho en reiteradas ocasiones, tanto en esta jefatura policial uniformada, como en la anterior, la comunidad, en definitiva, aun sintiéndose afectada, no formaliza la acusación para que ésta siga su curso judicial, con la respectiva intervención del Ministerios Público.

Por años, ha ocurrido, por ejemplo con las carreras clandestinas, el micro tráfico de drogas, desórdenes, violación de los estados de Excepción Constitucional, etc.

Hemos publicado en los cinco años de este diario, los reiterados llamados de la autoridad policial a perder el temor y denunciar, bajo las normas que establece la ley. Y la gente lo sabe, sólo que no hace uso de este derecho.

Ciertamente que puede haber falencias en el accionar de Carabineros, según reportes permanentes de nuestros lectores, pero casos como acoso, hurtos, robos y otros, que siguen apareciendo en la bitácora, muchas veces quedan en el anonimato por decisión de los propios afectados, no por desatención o negligencia de la jefatura policial de turno.

Hasta esta tarde, por ejemplo, salvo la señal que diera este diario, tras la valiente declaración de nuestra lectora, no se había reportado en Carabineros de Fresia, denuncia concreta en contra del individuo respecto del cual se comenta y denuncia.

El “acusado”, vale señalar, fue retenido el tiempo suficiente, en el marco de las normas legales vigentes, pero tuvo que ser liberado, caso contrario la Tenencia y su jefe, habrían incurrido en lo que se denomina “detención arbitraria”, por mucho que la situación sea pública, cause temor e indignación. No hubo denuncia o declaración formal de hechos, como se hizo en este diario.

De allí, además, nuestra mención a la actitud alcaldicia, de priorizar la vía administrativa (carta, oficina de parte, toma de razón y acción) para, se supone, mejor proceder, mientras el peligro está latente.

Hoy por “encargo” del alcalde, Miguel Cárdenas, recibimos un llamado explicativo (que agradecemos, en todo caso) del jefe de comunicaciones del Municipio, para explicar el porqué de la actitud del jefe comunal “en su resguardo”, como tal y para no actuar ante presunciones y tener “algo formal…”, mientras la situación ya era vox populi.

Toda opción debe ser respetada y lo dicho por este diario, no implica necesariamente una crítica a la máxima autoridad local, sino que una reflexión lógica, razonable, como razonable y sabia es la frase de nuestra lectora citada al comienzo de esta nota.

Porque, además, lo sabe este medio, el propio jefe de la unidad policial fresiana, teniente Carlos Moya Henríquez, está gestionando que las personas afectadas o en conocimiento de acciones presuntamente ilícitas, al respecto, hagan la denuncia, lo que podría producirse en las próximas horas, con el fin último de evitar riesgos para la población y de ser necesario, sea la Justicia la que determine el destino de quien hoy es acusado como acosador, ante la eventualidad de problemas psiquiátricos, a lo que como ser humano, tiene derecho, como obligación de las autoridades es, evitar que en su probable estado, cometa acciones lesivas contra las vecinas de la ciudad.

En este diario, agradecemos el coraje de Francisca Ojeda, su posición ecuánime frente al caso, su madurez y sentido de comunidad, más allá de su propia persona; así también, la actitud del Teniente Moya, en abordar con perspectiva de solución la situación generada,  el compromiso del jefe policial local, en el resguardo de la seguridad y tranquilidad ciudadana, que pese a que se nos critique, también es pertinente recordar la responsabilidad y obligación política-administrativa comunal.


ESCUCHE AUDIO EDUCATIVO SOBRE «Control de Identidad»

Informa sobre la legislación que permite que las policías controlen la identidad de las personas en lugares públicos o de acceso público y acerca de los procedimientos que se deben seguir en estos casos.

BIBLIOTECA NACIONAL

Abrir chat
1
Hola,
¿En que te podemos ayudar?